vientre prestado pareja gay

Una pareja gay tuvo un bebé con un vientre prestado y reconocen a los dos como padres

21/06/2017 - 19:54Clarin.com Sociedad
Fallo inédito en la Ciudad
Nota de Mariana Iglesias


Una amiga que aceptó llevar el embarazo no figurará como la madre legal. Así lo determinó la Justicia

“Es amor puro”, dice Leo, que pide cuidado con las palabras. Sabe que el tema es complejo, y se resume así: con su pareja, Nacho, querían tener un hijo. Una amiga les ofreció llevarlo en su vientre. Hicieron un tratamiento de fertilización asistida, hace dos años nació Juan Pablo, y ayer una jueza autorizó a que los dos inscriban al niño como su hijo. Es la primera vez que ocurre en la Ciudad de Buenos Aires y la segunda en el país.


La jueza Mirta Noemí Agüero -Juzgado 81 Nacional Civil porteño- dijo en su argumentación que la gestación por sustitución no está prohibida, y que por eso corresponde aplicar el principio que sostiene que lo que no está prohibido está permitido (artículo 19 Constitución Nacional).

“Es amor puro”, dice Leo, que pide cuidado con las palabras. Sabe que el tema es complejo, y se resume así: con su pareja, Nacho, querían tener un hijo. Una amiga les ofreció llevarlo en su vientre. Hicieron un tratamiento de fertilización asistida, hace dos años nació Juan Pablo, y ayer una jueza autorizó a que los dos inscriban al niño como su hijo. Es la primera vez que ocurre en la Ciudad de Buenos Aires y la segunda en el país.

La jueza Mirta Noemí Agüero -Juzgado 81 Nacional Civil porteño- dijo en su argumentación que la gestación por sustitución no está prohibida, y que por eso corresponde aplicar el principio que sostiene que lo que no está prohibido está permitido (artículo 19 Constitución Nacional).

“No es la procreación asistida lo que se considera como una de las fuentes de la filiación, sino la ‘voluntad procreacional’ que puede hacerse valer como fuente de filiación en el supuesto de las personas nacidas mediante una de las varias técnicas sobre procreación asistida. En la filiación por las técnicas en cuestión el elemento decisivo es la voluntad procreacional”, agrega el fallo.

“Así, la respuesta jurídica más justa es reconocer el vínculo filial generado entre el niño y quienes quieren ser sus padres. Es que, la fuente de esa filiación es la “voluntad procreacional” (artículo 558 Código Civil y Comercial) exteriorizada mediante el consentimiento previo, informado y libre de las personas que se han sometido al uso de estas técnicas”. Lo que se hizo fue una impugnación de maternidad por parte de la mujer que gestó al niño, y que figuraba como la madre, ya que en Argentina madre es la que pare. Esta mujer se había ofrecido a llevar el embarazo adelante al saber del deseo de la pareja de tener un niño. Ella ya era madre de tres nenas, y para este embarazo se sometió a una donación de óvulos.

La jueza afirmó: “Si en nuestro país se reconoce el matrimonio entre personas del mismo sexo (Ley 26.618) y la Gestación por Sustitución es la única opción que tiene una pareja integrada por dos varones de tener un hijo genéticamente propio, de conformidad con el principio de igualdad (el mismo que constituyó el pilar del reconocimiento legal de dichas uniones), si un matrimonio de mujeres puede generar vínculos filiales mediante la reproducción asistida, tal derecho también debe ser conferido a una pareja de varones”.

Conforme con el fallo, la abogada Fabiana Quaini habló de “la protección del Interés Superior del Niño”. Y Sergio Pasqualini, al frente de Halitus, donde se realizó el tratamiento “La técnica del útero portador es una realidad científica y una necesidad para quienes no pueden tener un hijo de otra manera. Festejamos que la justicia siga acompañando los avances de la ciencia”. En el país se estima que ya hubo 20 bebés nacidos de un vientre prestado.

“Estamos muy emocionados, es la mejor manera de cerrar este ciclo, todo este proceso que tanto soñamos -dice Leo a Clarín-. La emoción es mucha, y la felicidad, incalculable”.